Desalojo de trabajadores de Mexicana del AICM fue ‘por seguridad’, argumenta el Gobierno (Nota El Financiero)

La orden para desalojar la cafetería de trabajadores de la aerolínea Mexicana de Aviación se cumplimentó en la madrugada de este viernes.

A las 2:29 de la mañana de este viernes, una orden de desalojo sorprendió a los sobrecargos jubilados de Mexicana de Aviación que atendieron durante más de siete años la cafetería frente a la puerta tres del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

La orden vino de las autoridades de la terminal aérea, mientras que Olga Mercedes García Villegas Sánchez Cordero, hija de la senadora Olga Sánchez Cordero y titular de la notaría número 95, dio fe del cumplimiento del documento.

En este, se ordenó la revisión de los permisos para ejercer el comercio dentro de las instalaciones del puerto aéreo.

Los trabajadores de Mexicana tomaron los mostradores de la aerolínea como una forma de presionar al Gobierno federal para resolver el conflicto laboral producto de la quiebra de la aerolínea desde hace más de 12 años, pero ahora, la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador procedió a realizar la toma de las instalaciones que la línea aérea operó mientras voló.

Según documentos en poder de El Financiero, el AICM procedió con el desalojo para garantizar la seguridad, eficiencia y rentabilidad de los 16 mostradores que eran ocupados por los trabajadores de Mexicana.

El AICM aseguró que la razón principal del desalojo de los trabajadores es la seguridad de los usuarios, aunque en los años que llevaba operando la cafetería y los negocios aledaños no se haya suscitado algún hecho en perjuicio de la seguridad de los viajeros.

El documento fue firmado por José Recillas Herrera, abogado de la dirección de asuntos jurídicos del puerto aéreo de la Ciudad de México.

Según el documento emitido para remover al personal de la cafetería y otro negocio de venta de productos, los “individuos” no acreditaron tener los permisos para estar en esa propiedad federal y procedieron a desalojar con ayuda de elementos de la Marina y el Ejército mexicanos.

Este diario realizó un recorrido por las instalaciones del aeropuerto, en donde constató que personal de limpieza removió algunas mamparas, lonas y otros elementos que eran parte del plantón.

El desalojo de los mil 44.43 metros de mostradores ocurre en una coyuntura en donde el gobierno ha decidido rehabilitar la terminal 2 del AICM y en donde se deberá cerrar , para efecto de las obras, una parte de dicho edificio, por lo que se necesita espacio para la atención de pasajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *