Sembrando vida tiene contribución marginal contra gases invernadero: expertos (Nota La Jornada)

El programa Sembrando vida, el carbono azul y las áreas naturales protegidas, incluidas por el gobierno de México como medidas de mitigación de gases de efecto invernadero (GEI), si tienen una contribución sería marginal, ya que son sectores de alta incertidumbre y hasta que no se presenten detalles y memorias de cálculo, no pueden ser respaldadas con datos, consideró Iniciativa Climática de México (ICM).

El lunes la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dio a conocer ocho nuevas medidas de mitigación como parte de sus Contribuciones Nacionales Determinadas (NDCs) -las metas de reducción de emisiones-, entre las cuales están las “soluciones basadas en la naturaleza”.

En este rubro se incluye Sembrando vida, con una mitigación de 4 millones de toneladas de bióxido de carbono, así como la Estrategia nacional de carbono azul que la dependencia no ha dado a conocer y la ampliación a 3 millones de hectáreas de las áreas naturales protegidas.

Ante ello, ICM, al presentar sus propuestas de NDCs, consideró que esos rubros son complejos en sus metodologías y por ello en su propuesta desde la sociedad civil, no considera ese tipo de medidas.

Adrián Fernández, director de ICM, consideró una buena noticia que México regresara a lo que se esperaba, aunque es el único país del G20 sin fecha para cero emisiones. Dijo que se necesita un cambio muy claro de rumbo en las políticas y dar la prioridad que requiere la mitigación, “se requiere cambiar políticas para hacer lo que conviene a México, no se hace en muchos sectores como el energético”.

Agregó que la propuesta que desarrollaron, en términos generales coincide con la del gobierno de México con la meta no condicionada de 30 por ciento de reducción de emisiones al 2030, pero en la condicionada se amplia a 47 por ciento, mientras la oficial es de 40 por ciento, aunque no hay coincidencia en las medidas.

La propuesta de ICM plantea escalar rápidamente a energías renovables y en poco años eliminar el uso de fósiles, “una norma de eficiencia vehicular, una correcta, la que salió no sirve para nada”. La organización consideró que “el sentido de urgencia es alto” y tiene estimaciones de que el país estará entre los 10 mayores emisores del mundo a partir de mediados de esta década.

Por su parte, Jorge Villareal, dijo que en la propuesta de ICM se reconocen las injusticias históricas y se persigue una distribución equitativa de los costos y beneficios con reconocimiento de los impactos actuales. La organización llamó a la implementación de las medidas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *